« Inicio
Mi historial
Clínicas y Convivencias
Logros
Preguntas
Cartas
Libro de visitas
Contacto
Campus Verano 2020
Santiago de Chile 2019
Bahía Blanca 2019
Fotografías
Noticias
Fotos Campus
Noticias
NBA

04/06/2019 | NBA

El análisis de un especialista

Las claves del 1-1 en la final de la NBA entre Toronto y Golden State

Desde Estados Unidos, el entrenador Oscar Sánchez describe para Clarín por qué los Raptors ganaron el primer partido y por qué los Warriors reaccionaron bien a su estilo.
Stephen Curry, presionado por Kawhi Leonard y Fred VanVleet. Foto: EFE
Stephen Curry, presionado por Kawhi Leonard y Fred VanVleet. Foto: EFE

Luego de la legítima victoria de Toronto en el primer partido, la final de la NBA marcha igualada 1-1 gracias a que Golden State se repuso de sus adversidades y pudo volcar su habitual juego con un ingrediente clave: el pase. Los Warriors marcaron el camino de la serie y este miércoles jugarán el tercer partido en Oakland. Pero hay que ir paso a paso con el análisis de lo visto.

Los Raptors disputaron el primer encuentro a la perfección, con defensa individual, ataque rápido y una ofensiva que tuvo como protagonistas principales a los dos internos “mentirosos” -Pascal Siakam y Marc Gasol-, más el gran acompañamiento de VanVleet y Lowry.

El equipo canadiense jugó muy físico y desnudó las pocas vías de gol de Golden State. Su defensa fue asfixiante y no le dio libertad a jugadores clave, como Klay Thompson, y a casi todo los Warriors, que lucieron incómodos y con falta de ritmo e intensidad. Y lo que fue inesperado fue el pasaje rápido de defensa a ataque, que a priori se esperaba en el visitante.

Ante el gran momento de Kahwi Leonard, Golden State respondió con doble marca en los bloqueos directos, lo que provocó espacios desde el eje y a distancia para Gasol. Toronto tuvo en el español una vía de gol clave, pero fue Siakam el gran protagonista durante los 48 minutos iniciales. El camerunés hizo puntos con energía y confianza, atacó el aro, corrió y anotó desde el perímetro.

Golden State dependió excesivamente de Stephen Curry y de los lanzamientos forzados de Thompson, pero sin aportes de sus habituales atletas. Y se fueron perdedores. Claro que se repusieron rápido, pero no con facilidad.

Es que las lesiones continuas de jugadores clave y la ausencia de quizás el mejor atleta del mundo (Kevin Durant) limitan a los Warriors en continuidad de intensidad y de juego. Pero son tan buenos que así y todo les alcanza para ganar, como lo hicieron en el segundo partido.

En el primer tiempo, los locales defendieron, le dieron el tiro a Draymond Green y sobremarcaron a Curry y a Thompson. Parecía que dos no iban a poder contra cinco. Pero como Gasol y Siakam esta vez no estuvieron al nivel del primer juego, cuando Golden State ajustó y no llegó tarde a las rotaciones, plantaron batalla con rápidos ataques y fueron camino al éxito gracias a un parcial de 18-0.

Con un cambio notable de mentalidad, se lucieron con un juego de pases, apariciones fugaces y un récord nunca visto: lograr 34 asistencias en sus 38 conversiones. ¡Increíble! Thompson protagonizó una defensa bárbara sobre Leonard, que por momentos luchaba en soledad de espaldas, al ser controlado como una estampilla por este notable tirador y defensor.

Y además de los dos generadores en ataque, Green fue tan importante como Quinn Cook, Andre Iguodala, Shaun Livingston y DeMarcus Cousins.

Ya estamos en Oakland y resta esperar quién sacará ventaja en el tercer partido. Queda todo por ver...

Huevo Sánchez - Campus Bahía Blanca 2020
Campus Bahía Blanca 2020
COPYRIGHTS 2009 • Todos los derechos reservados